“CAAS” – UN PODEROSO GOLPE A LA CIBERSEGURIDAD MUNDIAL
Entrada publicada el 06 | 05 | 2019

Ya no necesita ser un gurú de la codificación para sumergirse en el mundo de la ciberdelincuencia, especialmente con la llegada de servicios como CaaS (Crime as a Service). Con tales servicios proporcionados por piratas informáticos, la piratería en la red es incluso más fácil que nunca.

Además, incluso hay un servicio de soporte técnico Dark Web CaaS para facilitar esta nueva función en el mundo de los delitos informáticos. En dichos “centros de servicio”, los usuarios, de acuerdo con sus necesidades específicas, pueden elegir el servicio específico que necesitan para llevar a cabo una operación.

Los ciberdelincuentes, se ganaban la vida inicialmente al obtener acceso no autorizado a información personal. Pero ahora CaaS abre aún más canales a través de los cuales los hackers pueden ganarse la vida. Uno de ellos es la venta de herramientas de hacking a los novatos en este campo.

Estos proveedores de servicios de CaaS no solo ofrecen sus herramientas, sino que también pueden hacer el pirateo. Por una tarifa adicional, por supuesto. Es decir, aquellos que tienen poco conocimiento de la programación (o no los tienen en absoluto) ahora pueden obtener acceso a los servicios de soporte y obtener las herramientas necesarias para el trabajo. Las guías detalladas de cualquier acto de piratería también se venden o alquilan por un período de tiempo determinado. Y ahora, con un solo clic del botón del mouse, cualquiera que alguna vez fue un pirata informático analfabeto, puede lanzar un ataque cibernético de enormes proporciones. En el foro de seguridad cibernética, Infosecurity Europe, Andy Archibald, de la división nacional de ciberseguridad en el Reino Unido, dijo que los creadores del esquema CaaS son un grupo de hackers que no supera las 200 personas. Sin embargo, a pesar de su suposición, en la actualidad podemos observar el crecimiento de esta nueva industria. El sistema continúa atrayendo a un número creciente de participantes, lo que amenaza la seguridad cibernética global como nunca antes. Solo imagine cuántas veces aumentará la velocidad y la escala de los delitos cibernéticos en el escenario mundial en caso de un mayor crecimiento de CaaS.

Esto no debería ser una sorpresa, dada la atención y la publicidad que el crimen cibernético sigue utilizando. En comparación con otros delitos, el rendimiento es más prometedor con riesgos mucho menores. Este hecho, combinado con otros factores, continúa impidiendo que las autoridades luchen contra la ciberdelincuencia. Dado que se ve más rentable y más ligero debido a la red oscura, cada vez más personas eligen CaaS.

Glorioso retorno de la piratería ética.

Para combatir la tormenta inminente, las corporaciones literalmente se apresuran en busca de medios y formas de mitigar un posible choque cibernético. En consecuencia, esto les obliga a buscar ayuda de hackers blancos. El pirateo en sí es el trabajo de los “malos”, lo que permitió que el equipo de “buenos” saliera al mundo debido a sus habilidades.

Además, la ausencia de un acuerdo legislativo conjunto sobre lo que constituye un delito cibernético provoca una especie de confusión en la escena de la ciberseguridad mundial. Lo que es un crimen en un país no está en otro. Por lo tanto, los delincuentes de un país pueden aprovechar la indulgencia de otro país, y así evitar el castigo por sus acciones.

La responsabilidad de la seguridad recae en los usuarios del ciberespacio. Estos incluyen usuarios ordinarios, el gobierno, organizaciones comerciales y, por supuesto, proveedores de Internet. El rol de los proveedores de servicios de Internet es crear mecanismos para detectar actividades sospechosas en sus redes y eliminarlas en las etapas iniciales antes de que el daño sea casi irreparable.

Sería razonable que los gobiernos otorguen a los piratas informáticos blancos una mayor libertad de acción, ya que son ellos quienes pueden “pensar como criminales” y, en consecuencia, ayudar a frenar las actividades ilegales a un nivel apropiado.

 

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux