Microsoft sigue teniendo un serio problema con Windows 7, y va a peor
Entrada publicada el 09 | 09 | 2019

Acabamos de entrar en el mes de septiembre, por lo que estamos a cuatro meses de la finalización de año 2019, lo que se traduce en muy pocos para la llegada del fin de soporte para Windows 7, que es de lo que vamos a hablar aquí.

Este momento llegará en el próximo mes de enero de 2020, momento en el que el gigante del software retire el soporte al segundo sistema operativo para equipos de sobremesa más usado del mundo, lo que es un grave problema. Y es que hay que tener en cuenta que a partir de ese instante, los equipos basados en Windows 7 dejarán de recibir parches de seguridad, lo que hará que estos estén expuestos a las más recientes vulnerabilidades.

Claro, esto es algo de lo que los atacantes de Internet son plenamente conscientes, por lo que seguro que ya están preparando sus armas para aprovecharse de la situación que se va a presentar. Sin embargo lo peor del asunto no es solo eso, sino la enorme cantidad de usuarios y empresas que siguen funcionando con Windows 7, muchos de ellos no dispuestos a migrar.

Para que nos hagamos una idea de todo ello, en base a los últimos informes realizados, poco más de la mitad de las empresas encuestadas siguen usando Windows 7 y versiones más antiguas del sistema operativo, Windows 8 y 8.1. En concreto la popular versión de Windows aquí alcanza el 47% de penetración. Cierto es que en los últimos meses la aceptación de Windows 10 ha crecido especialmente, pero visto lo visto, no ha sido suficiente.

windows exploit

Windows 7 está a punto de finalizar su soporte, y su penetración de mercado sigue siendo muy alta

Eso en lo que se refiere a las empresas, porque si hablamos de los usuarios individuales, Windows 7 aún tiene una cuota de mercado de en torno al 38% de penetración global de Windows, lo que se traduce en muchos millones de usuarios, y por tanto potenciales objetivos de ataques cibernéticos en cosa de cuatro meses.

Es posible que algunas empresas empiecen a pagar a Microsoft para seguir recibiendo actualizaciones durante al menos un año, o incluso dos más. Con todo y con ello, esto se traduce en que bastante más de un tercio de los equipos basados en Windows en todo el mundo, si la cosa no cambia mucho, serán vulnerables.

Esto, como no podía ser de otro modo, es un problema, tanto para estos equipos y sus usuarios, como para la propia Microsoft. Este es un hecho del que la firma con sede en Redmond lleva avisando desde hace mucho tiempo, ya sea por interés propio, de sus clientes, o ambos. Pero lo cierto es que 14 de enero de 2020 cada vez está más cerca y seguro que Microsoft no pensaba hace un par de años que iba a estar en esa situación a estas alturas de 2019.

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux